Básicos: 5 especias clásicas y cómo usarlas | Puro Sabor

Básicos: 5 especias clásicas y cómo usarlas

Básicos: 5 especias clásicas y cómo usarlas

Seguramente te encontraste frente al desafío de condimentar. En ese momento, surgen un montón de dudas desde la cantidad a utilizar, hasta qué especia va con cada preparación. Algunos apelan al instinto, otros siguen al pie de la letra una receta, pero la realidad es que no hay reglas cuando se trata de sabor.

Lo fundamental a la hora de condimentar es animarse a experimentar, no existe lo prohibido; lo importante es el balance. Se trata de probar y conocer, por eso te compartimos cinco especias que no deberían faltar en tu cocina:

Comino: sabor cálido y fuerte, puede ser un poco penetrante. Suele ser utilizado para empanadas, estofados, arroces o carnes asadas. Utilizá sólo una pequeña cantidad.

Nuez moscada: sabor dulce, con terminación amaderada. Puede ser invasiva, por eso te recomendamos utilizar una pequeña pizca. Acompaña muy bien toda preparación con base de leche o crema, papas, zapallo y pollo. Se suele emplear al realizar salsas como la bechamel, junto a la pimienta blanca.

Tomillo: aromático y fresco. Va bien en compañía de romero, laurel y perejil. Perfecto para preparaciones como estofados, salsas, verduras fritas o asadas y carnes a la parrilla. Es una buena opción para platos de cocción prolongada.

Romero: de aroma dulce, un tanto fuerte. Gran aliado de las carnes, especialmente aquellas cocinadas al horno o parrilla. Le da un toque diferente a las sopas, guisados y papas cocidas.

Pimentón dulce: sabor suave, rozando lo dulce. Aporta un toque de color a los platos. Se puede emplear tanto crudo como cocido, aunque espolvorearlo sobre preparaciones ya cocidas les da un sabor especial.