Anís, un aliado en la cocina | Puro Sabor

Anís, un aliado en la cocina

Anís, un aliado en la cocina

De sabor cálido y dulzón, el anís es una especia que despierta sentimientos fuertes: amada por muchos y cuestionada por otros, combinada correctamente aporta un toque especial a los platos dulces y es capaz de convencer al más férreo detractor de esta semilla. En este artículo, te enseñamos cuáles son las mejores combinaciones del anís para que empieces a disfrutar de su sabor con la ayuda de Alicante.

Anís e higo, un snack saludable. Mezclá higos secos con un poco de queso crema y machacá algunas semillas de anís encima, agregá un pizquita de sal y untá la preparación sobre galletitas de harina integral. No vas a poder parar.

Otra gran combinación para el anís son las manzanas: la típica tarta de manzana se enriquece muchísimo con el sabor de esta semilla. Tostalas en una sartén sin nada de aceite removiéndolas constantemente y luego agregalas a la preparación. ¡Riquísimo!

Para las más arriesgadas, recomendamos realizar un puré de zanahorias (zanahorias cocidas con un toque de manteca, para lograr una consistencia cremosa) y moler unas pocas semillas de anís encima. Es el acompañamiento perfecto para carnes blancas, en especial pescados.

Una opción para compartir. Si te toca llevar el postre a una cena con amigos, te mostramos una receta que te hará ganarte los elogios de todos. Las peras al vino tinto son un plato súper fácil de hacer y muy efectivo; además, la combinación de anís y canela con el sabor dulce de las peras le da un toque especial e irresistible. Acompañá este postre con helado de crema y ¡a festejar comiendo rico! Mirá la receta completa acá: Peras al vino tinto.

Con los cítricos son mejores amigos: una buena idea para el verano, es poner en una jarra agua fresca, rodajas de naranja y agregar unas semillas de anís, molidas. También ayuda matizar el sabor levemente amargo del limón en preparaciones como biscuits.