Ravioles de ricota - Receta de Alicante 
Logo Alicante Ponele Sabor
Buscar recetas
  1. Recetas
  2. Ravioles de ricota
Ravioles de ricota

Ravioles de ricota

porciones

Porciones

4

elaboración

Tiempo de elaboración

45'

dificultad

Dificultad

Intermedia

kcal p/porción

Calorías

869

Compartir receta

tips y consejos

Este tipo de pastas se pueden congelar perfectamente. Colocar los ravioles en una asadera o fuente plana con semolín, dejar espacio entre uno y otro. Llevar al freezer. Una vez congelados, colocar en bolsas individuales. 

Se prefiere la utilización de semolín para separar la pasta ya que posee un grano más grande que la harina y por ende puede absorber mayor cantidad de humedad.

Ingredientes

  • Masa :
  • Harina 0000 300 g.
  • Yemas 3 unidades
  • Sal 1 pizca
  • Aceite 1 cda.
  • Agua 100 cc.
  • Semolín o harina extra 2 cdas.
  • Relleno :
  • Ricota 500 g.
  • Queso rallado 150 g.
  • Nueces trituradas ½ taza
  • Sal 1 pizca
  • Pimienta Negra Molida ALICANTE ¼ cdita.
  • Nuez Moscada Molida ALICANTE ¼ cdita.
  • Huevos 1 unidad

Modo de preparación

Tiempo de preparación: 30 minutos

 

Masa:
Hacer una corona con la harina tamizada sobre la mesa, en el centro colocar las yemas, la sal, el aceite y el agua. Mezclar los ingredientes centrales y comenzar a tomar la harina, trabajar la masa hasta que se vea suave y lisa. Realizar un bollo, cubrir la masa y dejar descansar 30 minutos en heladera.
Relleno:
En un bol mezclar la ricota con el queso rallado. Añadir las nueces y condimentar con sal, Pimienta Negra y Nuez Moscada Molida ALICANTE. Ligar con el huevo. Integrar bien, debe quedar una pasta consistente. Reservar en heladera.
Armado:
Estirar la masa bien fina (1 mm) con palote o máquina. Sobre la mitad de la masa estirada, colocar pequeños montoncitos del relleno dejando un espacio de 3- 4 cm entre cada uno. Con un poco de agua mojar la masa alrededor de cada uno. Doblar la masa de la parte sin relleno colocándola por encima de la otra mitad. Pegar bien masa con masa. Cuidar que no quede aire en el interior para evitar que al cocinar los ravioles se abran. Cortarlos dejando de margen un borde de masa y colocarlos sobre una superficie con harina o semolín. Calentar agua con sal en una olla y cuando rompa el hervor, colocar los ravioles. Cocinar al dente.
Servir con la salsa que guste.

RECETAS RELACIONADAS